miércoles, 21 abril 2021
Distrópolis

Síndrome de BurnOut

Autor: Claudia Sánchez

(Burnout Syndrome)

El síndrome de Burnout o síndrome de desgaste es una condición que se puede considerar como un trastorno emocional causado por el estrés laboral y por el estilo de vida del empleado. Este estrés crónico puede ocasionar consecuencias graves a nivel físico y psicológico.

El estrés en cantidades moderadas es benéfico para el desempeño de cualquier tarea, el estrés libera hormonas que hacen que el corazón lata más rápido y con más fuerza, lo que pone a la persona en un estado de alerta y de acción para enfrentar situaciones límite. Sin embargo, cuando los periodos de estrés son largos, continuos o intensos, pueden impactar con problemas cardiovasculares, trastornos alimenticios, nerviosos y de sueño, entre otros.

Los síntomas son los mismos que en los trastornos de depresión y ansiedad.

Algunas causas pueden ser:

  • Carga de trabajo excesiva
  • Poca autonomía
  • Falta de formación para realizar las tareas
  • Malas relaciones interpersonales
  • Poco apoyo del equipo

En muchas situaciones podemos intervenir directamente y en otras no. Sin embargo es importante aprender a autogestionar nuestro estrés a la par con acciones puntuales que realiza la institución en favor de la salud psicosocial de las personas.

¿Cómo podemos prevenir y actuar cuando se presenta el síndrome de burnout?

  1. La primera y la más importante: ¡Pide ayuda! 

Si, aunque a veces creas que no tienes tiempo, que no te van a comprender o incluso te preguntes ¿quién me puede ayudar? Es sumamente importante reconocer que estás rebasado y necesitas ayuda. Acércate a tu líder directo, a tu equipo de trabajo, a Recursos Humanos y a Coaching. Es necesario atender la situación de estrés desde varios frentes para poder solucionarlo de manera integral.

  1. Escucha tu cuerpo. Haz un alto en tu vida para tratar de escuchar lo que tu cuerpo te solicita. Quizás puedas encontrar respuestas más claras y directas si te permites estar 10 minutos al día en completo silencio y en una presencia total contigo. Puedes recurrir a ejercicios de relajación, meditación y mindfulness para ayudar a aquietar tu mente y escuchar tus necesidades. Es recomendable también realizar ejercicio físico, desde una caminata de 45 minutos hasta un entrenamiento que implique más gasto energético.
  1. Relaciónate más con gente que se preocupa por ti y fortalezca tus relaciones interpersonales. Aunque no lo creas, hay hormonas que ayudan al cuerpo a transitar más suavemente por periodos de estrés. La oxitocina, por ejemplo, se libera cuando fortalecemos y estamos en contacto con la gente que es significativa para nosotros.
  1. Genera buenas acciones hacia alguien más. Ayudar y servir a otras personas genera resiliencia.

Recuerda: 

  • La forma en que pensamos y actuamos puede cambiar sustancialmente nuestra relación con el estrés, evitando llegar a niveles altos como lo es el síndrome de burnout. 
  • Cuando hacemos conciencia de cómo respondemos a los estímulos que nos generan estrés, estamos formando una parte de nuestra personalidad más fortalecida y con más coraje. Esto se refiere a que podemos resignificar el estrés para hacerlo nuestro aliado, sin dejar de atender las causas y las soluciones indicadas anteriormente.

Edición Lil Sandoval

Síndrome de BurnOut

Escríbenos un mensaje

Queremos saber tus comentarios o sugerencias para nuestra próxima edición.

¡Tú puedes ser nuestr@ próxim@ reporter@!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *